Duende del mar

Duende del mar
(Sebastián Echarry)

Duende callejero,
que recorre suburbios perdidos,
no te olvides de los olvidados,
no rechaces a los rechazados.

Duende callejero,
pedazo de pan, agua en sequía,
sálvame de las sombras
que me acosan e impiden sentir.

Toma a este corazón sensible
y llévalo al mar.

Duende callejero,
recorre los mundos, los envuelve
en su traje de flores crecientes…
duende sálvame.

Cuéntame el cómo, muéstrame el quien,
haz que el cuando se apresure.

Savia de buena madera,
árbol que susurra amor.

Duende de esperanza y de dolor,
no impongas el después.
Quédate allí rodeándome,
salva a esta melodía.

Hay muchas almas dispuestas y no…
llévalas a amar.

Duende callejero,
haz tu ritual en este sueño.
Pon al servicio del misterio
tus tiernas manos.

Y llévame al mar…

Compartir:
  • Twitter
  • Facebook
  • MySpace
  • Google Buzz
  • Yahoo! Buzz
  • Google Bookmarks
  • Live
  • MSN Reporter
  • Add to favorites
  • Print
  • PDF
  • email
  • RSS
  • Digg
  • LinkedIn
  • del.icio.us
  • BarraPunto
  • Bitacoras.com
  • blogmarks
  • Blogosphere
  • Meneame
  • Reddit
  • Technorati
  • Tumblr
  • Wikio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>